CADENAS, ZAPATAS, CASTILLOS... QUE ES TODO ESO?

En esta ocasión nos gustaría empezar por el final. El día del colado es el día en que se prepara el concreto y con él se rellenan todas las estructuras. Es costumbre invitar a muchas personas, porque entre más manos, mejor. Al final de la jornada comimos carne en salsa roja que prepararon Marle y Julia; para terminar el día del cemento fue una buena decisión hacerlo con este plato delicioso de la tradición de Oaxaca.

 

Por otra parte, acabamos antes de lo pensado, habíamos hecho cuentas de que se iban a necesitar mínimo 12 horas para revolver y vaciar los 20 bultos de cemento, pero llegaron tantas manos de trabajadores de la zona, que con su experticia, al medio día el asunto era parte del pasado. El día anterior dejamos lista la grava y la arena para 5 bultos y a las 6 am del día siguiente estábamos ya rondando, preparando las palas y el agua en el tinaco.

 

Nicolás, Beto, Jonathan, Romain, Stephane, Manuel, David y tres albañiles más revolvimos, contamos las cubetas de grava o arena, humedecimos la mezcla, llenamos los valdes, movimos el andamio y, entre todos, atiborramos la estructura de varilla y molde de madera de la cadena hasta que sus 30 cms x 20 cms cúbicos quedaron todos rellenos y a nivel. Fue un círculo de casi 30 metros de largo. Marle y Julia, hicieron un gran trabajo trayendo de vez en cuando aguas de fruta para apaciguar la sed y el calor. Además, Julia y Kris realizaron también el registro visual del día, con la buena idea de que pasara a la posteridad.

 

 

Sin embargo, para llegar a ese día, hubo algunos pasos previos: primero construimos la estructura en varillas, doblando las varillas para elaborar los anillos; al mismo tiempo cavamos los hoyos de 1, 20 x 1,20 para colar las zapatas y elevar los cuatro castillos que hacen parte de fachada de la construcción. Los castillos fue lo primero que colamos para sobre ellos construir la estructura de varilla que fue amarrada en cada vértice con alambre terciado. Cuando esto estuvo listo se procedió a construir la cimbra: una asombrosa estructura de madera creada para sostener y servir de molde. Con tablas, travesaños, pedacería, clavos, tornillos, martillo y más alambre se montó un cajón en forma de anillo alrededor de todo el perímetro del círculo de llantas. Además, con el objetivo de generar, en el futuro, un sistema de recolección de aguas, era muy importante lograr que la cadena quedara inclinada en la parte de atrás de la construcción, así el agua lluvia caerá en un tanque de recolección que será construido, esperamos, algún día. Está inclinación se logró haciendo que esta sección de la cadena fuera 20 centímetros más baja que la parte delantera. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para nuestra suerte, las restricciones del COVID – 19, posibilitaron que nuestras actividades individuales de Mayo y junio fueran aplazadas hasta fechas desconocidas y pudimos dar a todo este proceso el tiempo que necesitó. Sin eso, no hubiera sido posible llegar a este punto. Así pues, fue un proceso de tres semanas que concluyó con una modesta celebración escondida en medio de las contraindicaciones de la peste, en una tarde de sábado.

CONCRETE CHAIN, FOUNDATION SLAB, BUILDING CASTLES... WHAT'S ALL THIS?

In this occasion, we would like to start talking about the end: the day when the concrete was prepared and all the wood structures were filled with it. It is a mexican tradition to invite as many people as possible, because it means having more hands working. At the end of the day we ate meat in red sauce that was prepared by Marlene and Julia; it was a good decision to finish our day with this delicious dish from the Oaxacan tradition.

We finished earlier than we thought, we figured that make 20 cement packages of 50 kg each it would last at least 12 hours, but so many friends and workers from the area arrived, that with their expertise, at noon it was already done. The day before, we left the gravel and sand ready and at 6 am of the following day, we were already preparing the shovels and the water in order to start well the work.

 

 

Nicolás, Beto, Jonathan, Romain, Stephane, Manuel, David and three more masons, stirred, counted the buckets of gravel or sand, moistened the mixture, filled the vats, moved the scaffolding and filled the rod and wood mold structure until the chain of 30 x 20 cm was all filled of cement. It was a ring of almost 30 meters long. Marlene and Julia did a great job bringing us fruit waters to quench thirst and heat. In addition, Julia and Kris were in charge of videos and pictures.

 

 

 

However, before that last day, we took in consideration some previous steps: at first, we built the rod’s structure, bending the rods to make the rings; at the same time we dug the 1,20 x 1,20 mt. holes to strain the footings and we raised four cement castles that are part of the building's facade. The castles were the first thing we sneaked in order to build the rod structure on it, with stranded wire. When this was ready, we proceeded to build an amazing prefab wooden arch structure as a mold for the concrete. With boards, crossbars, scraps, nails, screws, hammer, and more wire, a ring-shaped drawer was mounted around the entire perimeter of the circle. We are planning for the future a water collection system, so it was very important to ensure that the chain would be with a slope, to allow the rainwater to fall into the water tank. We achieved this by making the rear section of the chain 20 centimeters lower than the front.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fortunately, the restrictions of COVID-19 were in our favor. All our May and June activities had to be postponed until unknown dates and we were able to give all the needed time to move forward with this project. Without that, it would not have been possible to get to this point. This concrete phase was a three-week process that ended with a modest and hidden celebration on a Saturday afternoon.

Escribir comentario

Comentarios: 0